Resumen de la protección de datos en el ámbito sanitario, en 6 minutos (2022)

En la sociedad actual y en las bases de sufuncionamiento se sitúa todo el contexto del dato y de la información que estesuministra. No se concibe elfuncionamiento de las instituciones, personas jurídicas y de las familias sinla existencia de los datos y de la información. Si el dato es la base delconocimiento, el dato es intrínsecamente humano.

Dato es una representación simbólica (numérica,alfabética, algorítmica, espacial, etc.) de un atributo o variable cuantitativao cualitativa. Un dato aislado no tienemás sentido que la magnitud que representa, es un elemento neutro, es unaexpresión mínima de contenido, es una expresión simbólica o un valor dado a unarealidad o una cosa. Cuando un dato se referencia, activa o pasivamente, a otrodato entonces ambos expresan o significan algo más que la mera magnitud de cadauno por separado.

La información está constituida, pues, por un grupode datos ya supervisados y ordenados, que sirven para construir un mensaje.Cuando la información se almacena mediante la experiencia o el aprendizaje omediante técnicas de introspección u observación genera conocimiento. Elconocimiento es la elaboración abstracta de nuevos conceptos e ideas productode la información y la experiencia.

La relación de la persona física (también de lapersona jurídica) y los datos es íntima e indisoluble. Los datos si bienexisten por si solos es la persona, su actividad y su interrelación con losdemás lo que les da naturaleza y utilidad. Los datos adquieren en la relaciónhumana un papel extraordinario y en especial en el ámbito jurídico de la misma,no en vano el ordenamiento jurídico vincula los derechos y las obligaciones delas personas a los hechos y a los actos y estos a su vez a su conocimiento,consentimiento, efecto y eficacia, todo ello bajo el paraguas de suconstatación y que en definitiva esta se da mediante datos e información. Esdecir, sin dato no hay relación jurídica.

La gran importancia que la sociedad occidental concedeal dato y a la información se basa precisamente en la necesidad que tiene lasociedad de generarla para que la esencia de la persona y el efecto de lasrelaciones entre personas tengan sus efectos y legitimidad.

Así pues, lo que es bueno para la persona, es decir,estar en posesión de datos e información contrastable, verídica y demostrabletambién puede ser malo para la misma persona, es decir, que estos datos oinformación vayan en contra de sus derechos o perjudiquen el pleno desarrollofuturo de los mismos.

Esta íntima relación entre las personas y los datosy la información y más cuando estos datos son o hacen referencia a las personasha provocado que las legislaciones de los países que sustentan sus sistemas enEstados de Derecho se ocupen de su protección y más aún se interesen en proclamarderechos especiales sobre determinada información tal es el caso de lainformación generada por los actos de naturaleza sanitaria o relacionados conla salud de las personas.

La protección del dato de los pacientes o usuariosdel sistema sanitario nace de dos fuentes. Por una parte, de la protección delos datos personales de cualquier persona y por la otra parte, de la regulaciónde la información que genera la persona cuando adquiere el rol de paciente o deusuario de servicios sanitarios.

Esta protección de los datos de la persona actúa endos dimensiones. En primer lugar, la dimensión general de lo que la ley llama “datospersonales”, es decir, cualquier información concerniente a personas físicasidentificadas o identificables. En segundo lugar, la dimensión especial de loque el ordenamiento jurídico viene a denominar “categorías especiales dedatos”, es decir, los que hagan referencia a ideología, religión o creencias,al origen racial o étnico, a la salud, a la vida sexual y a la comisión de infraccionespenales o administrativas. De tal forma que los datos de las personas estánprotegidos y tienen una doble protección cuando estos afectan a sus derechosfundamentales y concretamente a su salud.

La norma que regula esta protección vela por los principiosde las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personasfísicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar. Estanorma es el Reglamento (UE) 2016/679y la Ley Orgánica 3/2018,norma esta última supeditada a la anterior. Su antecedente en el derechonacional es la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datosde Carácter Personal y vela por los principios de las libertades públicas y losderechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor eintimidad personal y familiar. Su antecedente en el derecho nacional es la LeyOrgánica 5/1992, de 29 de octubre, de regulación del tratamiento automatizadode los datos de carácter personal.

Como antecedente en derecho derivado de la LeyOrgánica 15/1999, aparece la Directiva 95/46/CE del parlamento europeo y delconsejo de 24 de octubre de 1995 relativa a la protección de las personasfísicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la librecirculación de estos datos.

La regulación de la información del paciente tienesus antecedentes en la gran importancia que ha tenido el derecho del pacienteen los acuerdos internacionales desde la Segunda Guerra Mundial. Tanto laDeclaración sobre la promoción de los derechos de los pacientes en Europa,promovida el año 1994 por la Oficina Regional para Europa de la OrganizaciónMundial de la Salud como otras tantas declaraciones inspiradas en laDeclaración Universal de Derechos de Humanos de 1948. El primer instrumentointernacional con carácter jurídico vinculante para los países que lo suscribenes el Convenio del Consejo de Europa para la protección de los derechos humanosy la dignidad del ser humano respecto de las aplicaciones de la biología y lamedicina (Convenio sobre los derechos del hombre y la biomedicina), suscrito eldía 4 de abril de 1997, el cual ha entrado en vigor en el Reino de España el 1de enero de 2000.

El derecho a la información en el proceso clínico hasido atendido por el ordenamiento jurídico desde que en 1986 de promulgó la Ley14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, que, si bien ha sido muycriticada, introdujo nuevos principios en el sistema sanitario español e innovamediante el principio del respeto a la confidencialidad de la informaciónrelacionada con los servicios sanitarios tanto públicos como privados.

La Directiva comunitaria 95/46, de 24 de octubre de1995, defiende dos principios, por una parte, el de la confidencialidad en lainformación clínica y por otra parte, el de la intimidad relativa a lainformación relacionada con su salud, iniciando, a su vez, el marco deexcepciones de los derechos de los pacientes en esta materia. Estas excepcionesse fundamenten en la presencia de otros intereses generales como los estudiosepidemiológicos, las situaciones de riesgo grave para la salud de lacolectividad, la investigación y los ensayos clínicos que, cuando esténincluidos en normas de rango de Ley. El Consejo de Europa, en su Recomendaciónde 13 de febrero de 1997, relativa a la protección de los datos médicos,después de afirmar que deben recogerse y procesarse con el consentimiento delafectado, indica que la información puede restringirse si así lo dispone unaLey y constituye una medida necesaria por razones de interés general.

En este orden de cosas, es de nuevo el valor de laintimidad estrechamente vinculado al de la dignidad humana los que se venprotegidos, en este caso junto al del valor de la autonomía de la voluntad comoexpresión del principio de la libertad de la persona.

Así pues, son esos bienes jurídicos los que elordenamiento jurídico reluga mediante la legislación relativa a la informaciónclínica del paciente y lo hace en base al principio de que la dignidad de lapersona humana, el respeto a la autonomía de su voluntad y a su intimidad debenorientar toda la actividad encaminada a obtener, utilizar, archivar, custodiary transmitir la información y la documentación clínica. A estos principios seles suman los del previo consentimiento de las personas (pacientes o usuarios)y del cumplimiento de los deberes, por parte de los profesionales, deinformación y de documentación clínica y de la reserva debida en relación aestas.

A estos principios que sustentan los derechos de lospacientes se añaden otros principios que justifican las obligaciones de estosen materia de datos, de aquí el principio del deber de facilitar datos sobre susalud cuando se reclame la atención o asistencia de la misma. De tal forma, lospacientes o usuarios tienen el deber de facilitar los datos sobre su estadofísico o sobre su salud de manera leal y verdadera, así como el de colaborar ensu obtención, especialmente cuando sean necesarios por razones de interéspúblico o con motivo de la asistencia sanitaria.


Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y delConsejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personasfísicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la librecirculación de estos datos

Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección deDatos Personales y garantía de los derechos digitales

Derogada por el Reglamento (UE) 2016/679

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Kareem Mueller DO

Last Updated: 07/20/2022

Views: 6259

Rating: 4.6 / 5 (66 voted)

Reviews: 81% of readers found this page helpful

Author information

Name: Kareem Mueller DO

Birthday: 1997-01-04

Address: Apt. 156 12935 Runolfsdottir Mission, Greenfort, MN 74384-6749

Phone: +16704982844747

Job: Corporate Administration Planner

Hobby: Mountain biking, Jewelry making, Stone skipping, Lacemaking, Knife making, Scrapbooking, Letterboxing

Introduction: My name is Kareem Mueller DO, I am a vivacious, super, thoughtful, excited, handsome, beautiful, combative person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.